Bienvenidos a este blog. Encontraréis críticas literarias y novedades sobre mis publicaciones.


sábado, 14 de marzo de 2015

BLOGTOUR SUEÑOS: PARADA 10






            Hemos subido al tren de los sueños y “Mujeres en la sombra” se halla en la parada 10 de un maravilloso blogtour.

            Editorial Otros Mundos (Isabel del Rio) y El Sótano de los Sueños (Joan Llensa) han iniciado un viaje en el que con un equipaje repleto de ilusión nos hemos embarcado veinte escritores.

            Nuestro destino es CAMBIAR UN SUEÑO POR OTRO.
           
            No solo las grandes iniciativas cambian realidades, hay pequeños gestos que pueden modificar el rumbo de la vida, y la literatura es una poderosa llave que abre puertas. Con la antología SUEÑOS hemos recopilado relatos, historias diversas que desde la ciencia ficción, el realismo mágico, el erotismo, el romanticismo o el terror quieren llegar a las manos de ese lector anónimo, que desde la tranquilidad de su habitación o leyendo el libro en el metro contribuirá a que nuestro sueño sea una realidad: ayudar los más necesitados, a los niños.

            Comprando este libro, el lector no solo viajará a veinte entornos diversos, estará contribuyendo a crear un sueño y aportará dosis de felicidad a los más pequeños, los herederos de un mundo que los adultos le hemos de perfilar. Con nuestras historias deseamos que su futuro sea mejor. ¿Te subirás al tren?

            ¿Cómo adquirir el billete para este viaje? Es bien fácil, tan solo consiste en reservar tus ejemplares escribiendo a: otrosmundoseditorial@gmail.com


            Os presento a ÁNGELES DOÑATE, una de las viajeras en este blogtour, compañera en el arte de contar historias y escritora de la antología SUEÑOS.            

           Aquí tenéis algunos datos de su biografía literaria y el inicio del relato con el que contribuye a conseguir nuestro sueño.



Ángeles Doñate es periodista de formación y vocación. Ha combinado su trabajo en periódicos y revistas con la enseñanza y la comunicación institucional, siempre vinculada al mundo educativo y social. 

Ha trabajado como profesora de adultos y colabora con diferentes entidades del tercer sector. Ha publicado libros como ¿Quieres un consejo?, Cuando la cigüeña se pierde, el cuaderno de viaje de Santiago de Chile a Puerto Williams o las novelas La sonrisa de un perro y El invierno en que tomamos cartas en el asunto (febrero 2015). ¿Su principal hobby? Soñar: palabras, viajes, amigos...


INICIO DEL RELATO

“—Levántate.
Su cuerpo no responde. Sus sentidos naufragan en una pequeña mancha húmeda sobre la tierra.
—Levántate —repite la misma voz.
La tierra se traga sus lágrimas: “¿A qué le sabrán?” piensa Mireille.

La noche de su 14 cumpleaños salió de casa. No miró atrás para no llorar. Sus padres y sus hermanos dormían. Quizás su abuela y el bebé estuvieran despiertos. Espantó con un manotazo la tentación de despedirse de ellos. Apretó los dientes y renunció, sin saberlo, a la que hubiera sido la última caricia de los siguientes 24 meses”.

            


Bienvenidos a nuestro viaje y aquí tenéis la siguiente parada de este blogtour de sueños: http://www.silviagguirado.wordpress.com/

 HASTA LA PRÓXIMA ESTACIÓN.
            

viernes, 23 de enero de 2015

SUEÑO







Autor:
Haruki Murakami

Ilustración: Kat Menschik

Traducción: Lourdes Porta

Editorial: Libros del Zorro Rojo
Edición: 2013
80 páginas

ISBN: 978-84-941619-4-0



            Libros del Zorro Rojo ha sacado al mercado editorial un cuento largo (o novela corta) que Haruki Murakami, escritor más vendido en Japón, publicó en 1990. Es una bella edición con ilustraciones en azul, blanco y plata que la alemana Kat Menschit, escogida por el propio autor, ha sabido amalgamar con las palabras, creando una atmósfera onírica que desdibuja realidad y fantasía; si es que tal frontera existe… Con esta obra, Haruki se une a la  iniciativa, ya en boga en gran parte de Europa, de aunar literatura y artes plásticas. Un libro ilustrado no provoca la tentación de “bajárselo” de Internet, se saborea página a página y teniendo la obra entre las manos… Aún así, Murakami es siempre una acertada apuesta; puede tener detractores, tal vez no llegue a muchos lectores, pero sus seguidores somos millones e incondicionales.





            La narración, escrita en primera persona, trata sobre una ama de casa cuya vida transcurre sin incidencias. Se ha instalado en una rutina, aparentemente cómoda, que gira alrededor de su marido y su hijo, hasta que el insomnio irrumpe de forma súbita. Oculta a la familia el problema, ya que a pesar de no conciliar el sueño, no solo rebosa energía sino que empieza a detectar pequeños signos que antes de poder dormir era incapaz de apreciar. Durante el día, como si fuera una autómata, actúa tal y cómo se espera de ella. Por la noche, cuando la ciudad duerme, se siente plena, hace cuanto desea y lee una y otra vez Anna Karenina, mientras saborea chocolate y bebe coñac o, bien, deambula por las desiertas calles.





           
            Como nos tiene acostumbrados, el autor escribe entre líneas, provocando en el lector el deseo de desenredar los hilos enigmáticos que teje en la trama y en los comportamientos de sus personajes. Los desenlaces de Murakami, siempre impactantes, te tambalean el interior y sin poder soltar el libro de las manos te sumergen en una ola de incertidumbre hasta que un día, o tal vez una noche entre sueños… eres capaz de conectar con las palabras del autor.

            Los detractores de Murakami no creo que disfruten de esta obra escrita por el escritor en sus años de juventud, pero los incondicionales seguro que saborearán una vez más de la literatura en mayúsculas.






            En aquellos instantes contemplaba mi rostro en el espejo del cuarto de baño. Permanecía unos quince minutos mirándome fijamente. Con la mente vacía, sin pensar en nada. Clavaba los ojos en mi rostro como si fuera pura materia. Entonces, este se iba separando poco a poco de mí. Como si, en rigor, fuera una cosa que coexistiese conmigo. Y comprendía que aquello era el presente. “No tiene nada que ver con mis pisadas”, me decía.
“Así, de esta forma, coexisto con el presente. Y eso es lo más importante”.

Reseña publicada en PROPERA PARADA CULTURA

Griselda Martín Carpena
16-1-2015




domingo, 28 de septiembre de 2014

DE GRIS Y LLUVIA








El domingo se presenta vestido de gris y lluvia, 
como antesala del largo invierno, 
del frío, el recogimiento.

El verano se esconde en unas fotografías 
guardadas en el ordenador,
en los pliegues de la ropa 
que volverá a dormitar en los altillos, 
en el sabor de los helados de chocolate. 
Recuerdos fragmentados de unas vacaciones.

Llueve tras los cristales.
Y se filtra el aroma de las últimas flores del agosto.

jueves, 25 de septiembre de 2014

EL EFECTO DEL ALETEO DE UNA MARIPOSA EN JAPÓN








Autora: Ruth Ozeki
Traductora: Mireia Carol Gres
Editorial: Planeta
1ª edición en colección Booket: mayo de 2014
510 páginas
Ilustración: Gaku Nakagawa
ISBN: 978-84-08-12734-5


            Escritora, directora de cine y ordenada monja budista en 2010, Ruth Ozeki es conocida tanto por su trabajo en publicidad y en el cine independiente como por su obra narrativa. A lo largo de su carrera ha recibido premios como el Kiriyama o el American Book Award. Además de “El efecto del aleteo de una mariposa en Japón”, es autora de “My Year of Meats y  All over Creator” (traducción, por favor…)
            Hija de padre norteamericano y madre japonesa, creció en Connecticut, EE.UU. Actualmente vive entre Nueva York y una pequeña isla de Vancouver, la Columbia Británica, exactamente como una de las protagonistas de la novela y que también se llama Ruth Ozeki.




            La Ruth Ozeki de la ficción es una profesora universitaria de literatura que vive en Vancouver con su marido, un entusiasta biólogo que se recupera en la isla de una enfermedad. Paseando una tarde por la playa, a la escritora le atrae un pequeño destello solar reflejado en una enorme maraña de algas que el mar ha arrojado sobre la arena. Casi pasa de largo, confundiéndolo con el brillo de una medusa agonizante, pero se detiene, aparta las algas y descubre una bolsa de congelados con percebes incrustados. Duda, pero al final se la lleva a casa. En su interior encuentra una fiambrera de Hello Kitty, el diario de la joven Naoko Yasutani, unas cartas escritas en francés y un reloj antiguo.



           
            En capítulos donde se alternan las historias de las dos protagonistas, el lector se va adentrando en los recovecos de las vidas de Nao y de Ruth, dos mundos separados aparentemente por el tiempo y la distancia. El hilo narrativo de la joven Nao se desarrolla a través del diario que va escribiendo desde su presente, un diario reciclado a partir de las hojas arrancadas de un libro de Marcel Proust, “ À la recherche du temps perdu”.

             “¿Tienes un gato y está sentado en tu regazo? ¿Huele su frente a cedros y a aire dulce y fresco?, pregunta Nao a ese posible lector, a ese ser-tiempo, que vive en el tiempo, es decir, tú, y yo, y todos los que existimos, o han existido, o existirán.”

            La adolescente habla en el diario de su vida, de sus problemas y también de su familia, en la que tiene un papel fundamental la vieja Jiko, de ciento cuatro años, monja budista, feminista y anarquista, personaje entrañable que vive en un templo abandonado de Sendai.

            En los capítulos centrados en Ruth se utiliza un narrador omnisciente con focalización interna. La escritora contagia a Oliver, su marido, con la  obsesión de saber el destino de la joven. ¿Habrá materializado sus ideaciones suicidas o será una filóloga francesa residente en Nueva York? ¿Tal vez el tsunami de Japón acabó con sus penas y sus sueños?

            Lectura inquietante, a momentos muy cruda y también divertida, en la que se puede experimentar una sensación que pocos escritores son capaces de conseguir: afirmo que he vivido dentro de las páginas de esta novela, en Tokio, en Vancouver, practicando zen con Jiko, rompiendo olas con Nao, buscando desesperadamente el gato de Oliver, junto a Ruth he traducido las palabras de su diario...



            Hay libros imposibles, otros pueden estar bien escritos, te distraen, pero hay algunos que te dejan en estado de flotación. Este es uno. Quise dilatar el tiempo para no acabar con la lectura, pero llegué al desenlace, un desenlace que se plantea muy difícil, pero Ozeki, utilizando el zazen, pienso que lo borda e introduce en la novela la magia de lo invisible. Como un ser-tiempo, acompañada en sus “sueños” por un cuervo japonés, tal vez modifique “los momentos”. Es un final abierto, en el que cada lector podrá seguir escribiendo las páginas de su propio diario y del diario de Nao.




            “Dicho esto, quiero decirte también que, si alguna vez cambias de opinión y decides que te gustaría que te encontraran, te estaré esperando. Porque me encantaría conocerte en alguna ocasión. También tu eres mi tipo de ser-tiempo.
            Tuya,
            Ruth

P.D.: En efecto, tengo un gato, y está sentado en mi regazo, y su frente huele a cedros y a aire dulce y fresco. ¿Cómo lo supiste?”

GRISELDA MARTIN CARPENA
20-09-2014